Es una marca de productos de edición limitada en la que cada objeto es único y ha sido realizado a partir de materiales de deshecho..

Archivo de la etiqueta: Entrópiqa

Entrópiqa ESTRENA MODELITO NUEVO PARA SU FACHADA! hiedras, hilos, ruedas, cables de acero y la ayuda siempre grata de los amigos hacen posible esta nueva instalación! 

Anuncios

MADAME CARACATIță forma parte de mis talismanes antropomorfos y venus trogloditas, dentro de la serie ETHICORUM .

ETHICORUM es carne, posibilidad y guión. ETHICORUM es un mundo habitado por criaturas que se funden con los despistes de lo humano, su crueldad es inocente, no hay venganzas, ni mal gusto.. todo se mueve al ritmo de marimbas y acordeones, no es cursi, no caduca, no se puede medir, ni contar, porque todos esto seres son mentirosos, pero no hay maldad, la sangre es tornasol y el sol jamás huye.. ETHICORUM..

madame RGB


Lutum con el qué Lilith y Adán fueron amasados, Lutum del qué esta hecho el mundo, Lutum en los rincones de las casas y en las rendijas de nuestros zapatos, Lutum dormido entre las capas de roca y tierra. Lutum que se ha creado con el favor del viento y del tiempo.. Lutum que después de someterlo al fuego jamás vuelve a ser Lutum, para quedarse pétreo, para crear una forma de la que no puede escapar hasta que se rompe.
Puede que sea Lutum esa pelota que a veces se nos cruza en la garganta o la que a veces acampa en nuestro estomago.. Lutum para que las manos jueguen o para guardar las historias de los primeros seres o la de los últimos..


Bonitos papeles estampados y doblados hasta crear grullas, peces, barquitos.. para que los cuelgues en tus orejas, los lleves de paseo y se muevan con el viento..


Entrópiqa le ofrece un “TRIBUTO A LA PRIMAVERA”, un gesto para que llegue pronto y tarde en irse, una plegaria a los cielos para que se partan en lluvia, rogamos a las diminutas flores del campo para que exploten en plaga y vistan el campo con el fervor de sus pistilos, pedimos una tregua al Señor del Frío y reclamamos nuestro derecho a tener días de luz y calor, sustancias fundamentales para accionar los motores de la felicidad..
Y todo esto gracias a la impepinable colaboración 
de Adriano Redondo y la incondicional ayuda de Carmen Torrecillas..